¿Estás preparada para un parto natural?

Si lo que quieres es un parto con la menor intervención médica posible, hoy te comparto los pasos para tener un parto natural. Luego de nueve meses de embarazo, es el último esfuerzo antes de conocer a tu hijo.

Puedes pedir que te asista tu  médico o bien tu partera o doula (sí, aún hay mujeres que las prefieren), lo importante es que sea una persona de tu confianza, que tenga mucha experiencia en partos naturales y sepa el procedimiento a seguir.

Para tenerlo todo preparado, requieres tener un plan de parto ya que es la forma más efectiva de comunicarle a tu médico sobre tus preferencias en el momento de dar a luz, la forma de hacerlo y cualquier punto que quieras que tenga en cuenta.

Aprender diferentes posiciones de parto te ayudará a elegir la más cómoda para ti y la que te ayude a ir reduciendo el dolor durante ese momento. Cuanto más sepa, más fácil te será el parto, pues ayudarás al bebé a alinearse con la posición de la pelvis y el trabajo será más rápido y menos doloroso.

Siempre recomiendo estar muy bien informada acerca de qué esperar a la hora del parto, por lo que un curso de preparación te dará gran formación sobre las diferentes etapas, técnicas de respiración, de alivio del dolor, masajes, información sobre anestesias, la cesárea, y en general, te dará un panorama mucho más amplio de lo que sucede a la hora de dar a luz. Recuerda que una mujer informada es una mujer empoderada.

Es importante recordar que por muy preparada y saludable que te encuentres, y aunque tengas plena confianza en ti misma, es posible que la naturaleza te juegue una mala pasada. Podrías necesitar intervenciones médicas que te hagan difícil manejar el dolor de forma natural, o el trabajo de parto podría ser mucho más prolongado o más doloroso de lo que imaginabas.

No existen reglas especiales para un parto natural, pero aquí te detallo algunas de las técnicas más comunes para sobrellevarlo:

  • Apoyo personal en el trabajo de parto
  • Ejercicios respiratorios y visualización
  • Posición y movimiento

A muchas embarazadas les gusta darse un baño en casa durante la fase inicial del parto. La mayoría de los centros de nacimientos y algunos hospitales ofrecen bañeras extra-grandes o tipo jacuzzi durante el parto.

Las mamás que tienen a sus bebés en la casa o en un centro de nacimiento pueden dar a luz en el agua, aunque muchas prefieren salir de la tina a la hora de pujar. Habla con tu partera si te interesa esta opción.

Al igual que las demás opciones sin medicación, la hidroterapia te permite permanecer consciente y en control de la situación. Sumergir tu cuerpo en agua tibia alivia la presión, promueve la relajación muscular y puede reducir el dolor, la ansiedad, y la necesidad de medicación. Y es más, hay evidencias que sugieren que esta práctica también puede acortar la primera etapa del parto.

Si quieres darte un baño de inmersión, asegúrate de que el agua de la bañera esté a la temperatura del cuerpo (37°C) o más fría. Una temperatura superior podría elevar tu temperatura, así como la temperatura y la frecuencia cardiaca de tu bebé.

Recuerda que está bien si al final te sales de tu plan y no consigues un parto natural. Sé que esto puede ocasionar muchos sentimientos encontrados, pero lo más importante es hacer lo mejor para ti y tu bebé, y a veces esto puede significar no tener un parto natural.

Si necesitas orientación en estos temas de maternidad, con gusto te puedes acercar a nosotros en maplena.com o en búscanos en Facebook.

Por: Sonia Lerman
FB: MAPLE – Maternidad Plena

Sonia Lerman Sonia Lerman (21 Posts)

Sonia Lerman se considera una mujer soñadora que ha descubierto en la maternidad su principal motivación. Como madre de dos hijos, se enorgullece de ser también una empresaria que busca compartir con otras madres lo que para ella es el centro de su vida.


Share
Sonia Lerman

Sonia Lerman

Sonia Lerman se considera una mujer soñadora que ha descubierto en la maternidad su principal motivación. Como madre de dos hijos, se enorgullece de ser también una empresaria que busca compartir con otras madres lo que para ella es el centro de su vida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *