Eugenia Escudero, la primera abanderada mexicana en Juegos Olímpicos

La primera mujer en ser abanderada de una delegación olímpica mexicana era esgrimista y se casó con uno de los forjadores de una importante ciudad del norte del país.

El 30 de julio de 1932. Al inaugurarse los X juegos Olímpicos en la ciudad norteamericana de Los Ángeles, al frente de la delegación mexicana que consistió en esa ocasión de 73 atletas de los cuales únicamente dos eran mujeres, iba una de estas atletas. La esgrimista Eugenia Escudero, la primera mujer mexicana en portar la bandera de nuestra nación en unos juegos olímpicos.

Eugenia Escudero nació en la Ciudad de México el 26 de noviembre de 1914. Su padre Ángel Escudero, fue maestro de armas del Colegio Militar y además uno de los responsables e impulsores de la esgrima en México durante los finales del siglo XIX y principios del XX. Ángel Escudero escribió, además, un libro en el que hizo un recuento de los duelos a espada y armas de fuego en la Ciudad de México. Con este padre, Eugenia y sus hermanas aprendieron el arte de la esgrima en sus modalidades de florete y sable, pero además también aprendieron a utilizar armas de fuego y desde muy temprana edad compitieron en torneos de todas estas especialidades.

Con tan sólo 17 años de edad, participó en las eliminatorias de florete para los Juegos Olímpicos de 1932. Eugenia resultó primer lugar entre otros 7 esgrimistas mexicanos de la categoría de florete calificados a las competencias olímpicas de Los Ángeles. Además de ser la primera abanderada nacional en Juegos Olímpicos, Eugenia también fue parte de las primeras mexicanas en competir en este tipo de encuentros deportivos, de hecho, esa primera participación de mexicanas se redujo a Eugenia y María Uribe Jasso tapatía y lanzadora de jabalina.

Eugenia compitió y perdió todos sus encuentros siendo eliminada en la primera ronda. Aunque durante los siguientes seis años continuó practicando los deportes con armas, Eugenia Escudero no volvió a participar en otra competencia internacional. En 1940, al morir su padre se retiró del deporte, ese mismo año se casó con un químico nicaragüense, que estudió su carrera en la UNAM llamado Hans Joseph Backhoff Urcuyo y en 1943 la familia se trasladó a la ciudad de Ensenada en Baja California donde se establecieron y vivieron a lo largo de su vida. Hans Backhoff fue reconocido a principios de este siglo como uno de los forjadores de Ensenada.

Eugenia Escudero murió en Ensenada el 18 de enero de 2011 a los 96 años.

Por: Armando Enríquez
Twitter: @carnicalo

Armando Enríquez Armando Enríquez (128 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.


Share
Armando Enríquez

Armando Enríquez

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *