Seguros: ¿Por qué necesito uno?

En México el porcentaje de personas, vehículos e inmuebles asegurados es muy bajo si tomamos en cuenta el tamaño del país, su población, y la alta incidencia de accidentes y robos. Pero, ¿por qué es necesario adquirir un seguro?

Según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), 3 de cada 4 autos no están asegurados y, del total de la población, sólo el 7% cuenta con un seguro médico.

¿Por qué? Las razones son diversas, hay tantas opiniones como personas, pero una constante es la idea de que mientras se es joven no es necesario contar con una póliza de ningún tipo. Algo similar ocurre con los autos, si no se posee un coche nuevo de lujo, no es necesario pagar una prima mensual o anual para protegerlo. Y así en lo sucesivo.

Desde el punto de vista financiero, es una mejor opción contar con un seguro que intentar hacer frente a todos los incidentes y gastos uno por uno, según se vayan presentando. En caso de enfermedad, por ejemplo, los gastos de hospitalización pueden ascender a cifras impagables. Según datos de Profeco, una noche en un hospital en la Ciudad de México puede costar hasta 21 mil 000 pesos, con variaciones según se elija uno u otro hospital. El monto final es muy distinto al deducible de un seguro.

¿Cómo quieres protegerte?

1.- Seguro de vida: Si se trata de un padre o madre que busca tener siempre amparada a su familia, un seguro de vida es una excelente opción. ¿Cómo funcionan? Si la persona asegurada fallece o sufre un accidente incapacitante, dejará protegidos a sus seres queridos, al contar con una suma que se le entregará a los beneficiarios. Es más, algunas variantes de estos productos ofrecen la posibilidad de cobrar un porcentaje de dicha suma antes del fallecimiento, en caso de una enfermedad en fase terminal. Si se tienen a una o varias personas bajo su responsabilidad, un seguro de vida es imprescindible para garantizar la tranquilidad a largo plazo.

2.- Seguro de accidentes y salud: No todos los seguros de este tipo son iguales. Puedes optar por protegerte contra accidentes, durante un viaje o para males puntuales, como el cáncer o los infartos. Al analizar con calma tu perfil y las condiciones de cada seguro, sabrás cuál te conviene según tus características personales.

3.- Seguro de auto y hogar: Construir un patrimonio implica mucho esfuerzo, tiempo y trabajo. Por eso mismo, dejar su integridad al azar no es una apuesta que quieras hacer. Si cuentas con un auto, es obligatorio considerar la responsabilidad civil y el daño a terceros, pero también es recomendable tener una cobertura amplia que te proteja en caso de accidentes o de la pérdida total o el robo.

Las casas y departamentos son casos distintos, aunque igual o más importantes, dado su valor y lo que representan para toda la familia. México es un país proclive a los desastres naturales pero sólo el 5% de las casas están aseguradas, según la AMIS. Esto tal vez por la poca difusión que ha habido en el país o por su supuesto alto costo, sin embargo, existen opciones como Chubb Seguros México, donde se puede asegurar una casa por un año desde mil 499 pesos. También ofrece una línea ABA dirigida a personas, autos, vida y hogar, así como Chubb, enfocada en empresas de distintos tamaños.

Mamá Ejecutiva (1293 Posts)

Toda la información para la mujer que es mamá, esposa y profesionista, que busca lo mejor para su vida personal, familiar y profesional.


Share

Mamá Ejecutiva

Toda la información para la mujer que es mamá, esposa y profesionista, que busca lo mejor para su vida personal, familiar y profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *