Hroswitha de Gandersheim, la primera escritora alemana

A finales de la Alta Edad Media en un convento exclusivo en Sajonia vivió una extraordinaria mujer de la que sólo conocemos su obra.

La primera vez que se escribió la historia de Fausto, un tema que es recurrente en la literatura alemana y al que grandes escritores como Goethe o Thomas Mann han dedicado obras maestras de la literatura, fue en el siglo X y lo hizo una mujer. La canonesa Hroswistha de Gandersheim.

De esta brillante mujer se sabe poco, muy poco de su vida. El conocimiento que se tiene de ella es gracias a sus obras que han sobrevivido en el tiempo. Conocemos que pasó su vida en la abadía de Gandersheim en Sajonia. Se desconocen las fechas reales de su nacimiento y deceso, se cree que nació alrededor de 935 y murió después de 1001. Tampoco se sabe a ciencia cierta nada acerca de su familia, pero debido a que la abadía era presidida por una abadesa que era una princesa imperial y era una abadía elitista, se cree que Hroswitha era hija de la nobleza sajona.

La educación y cultura que muestran sus textos parecen decir que la mujer ingresó a la abadía después de los quince años y antes de los 25 años.

La Abadia de Gandersheim por ser tan elitista contaba con una gran biblioteca llena de títulos importantes que no era posible encontrar en otras partes del mundo, ahí fue donde Hroswitha leyó a autores de la antigüedad, a los latinos antes que otros, que la influenciaron en su labor como escritora; Horacio, Ovidio Virgilio y sobre todo Terencio están presentes en la obra Hroswitha, incluso como monja culta los textos escritos por Hroswitha se encuentran en latín. Las influencias contemporáneas de Hroswitha provienen del interior de la abadía, por un lado, su primera profesora Rikkarda a la que menciona en algunos de los prefacios de su obra y por otro a la Abadesa Gerberga que era sobrina del emperador Oto I y que introdujo a la joven en la lectura de los ya mencionados autores latinos.

A falta de datos que permitan crear una biografía de la canonesa son precisamente las obras sobrevivientes por más de mil años las que nos hablan de la existencia de Hroswitha.

Lo que se conoce de su obra son dos poemas, seis leyendas, piezas épicas y seis piezas dramáticas.

Los poemas son una Vida de la Virgen María y otro llamado Sobre la Ascensión del Señor. En cuanto a las leyendas narran diferentes vidas de santos incluyendo la historia de un niño martirizado en Córdoba por el califa, un hecho que sucedió en los años de vida de la monja y los cuales son referidos en el texto de Hroswitha con terrible detalle. Se cree que la monja conoció a testigos del martirio de San Pelayo. Pero interesante resulta también la leyenda de Teófilo en la que la monja cuenta la historia de un joven que en su hambre por el conocimiento hace un pacto con el diablo. Esta es la primera vez que un autor alemán, en este caso una autora, escribe la historia que siglos después el escritor Goethe escribiría como Fausto y que ha sido retomada por otras brillantes plumas alemanas, así como por el director de cine del expresionismo alemán Friedrich Wilhelm Murnau en 1926.

Sus obras dramáticas hablan del amor sensual y el triunfo del amor cristiano por sobre todas las cosas.

Las obras llamadas épicas son dos obras basadas en hechos reales; una esta basada y cuenta la historia de la historia de Oton I, esta obra esta dedicada a la abadesa Gerberga y una historia de la construcción de la abadía de Gendersheim.

La obra de Hroswitha fue descubierta en 1500 en la biblioteca de la Abadía de San Emmeran en Ratisbona y editada en 1501 por un humanista alemán llamado Konrad Celtis. La edición cuenta con grabados de Alberto Durero. Los contemporáneos de Celtis admiraron la obra y a la mujer detrás de ella y en su momento la alabaron como la muestra de la perfección, belleza e inteligencia de la obra artística en una tierra que muchos consideraban de bárbaros.

Armando Enríquez Armando Enríquez (163 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.


Share
Armando Enríquez

Armando Enríquez

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *