Empresas se abren a facilidades para madres profesionistas

Cada vez es más común que las mujeres de hoy combinemos nuestra vida laboral con la maternidad. En otras épocas se creía que sólo habíamos nacido para engendrar, sin embargo, poco a poco hemos demostrado nuestras capacidades y compromiso que, pese a los obstáculos, han permitido a decenas de madres profesionistas llegar a puestos directivos.

¿Qué es lo que ha cambiado? Las empresas reconocen el talento femenino y al no poder separarnos de la maternidad, se han creado prácticas e iniciativas que posibilitan un equilibrio entre ambos rubros. Ya no sólo se trata de irnos de incapacidad y volver al trabajo, sino de sentirnos contentas laborando y plenas al llegar a casa con la familia.

De acuerdo con María Luisa Rocha, Directora Regional de Operaciones para ManpowerGroup, los nuevos esquemas laborales como el trabajo flexible y el homeoffice, los permisos remunerados, las salas de lactancia para extraer la leche que le llevarás a tu bebé al volver a casa, así como estancias infantiles y ludotecas en los lugares de coworking, motivan a las mujeres a retomar su vida profesional.

“La maternidad no está peleada con cumplir sueños y lograr metas. Lo vuelve más difícil por la distribución y prioridades de tiempo, pero se puede lograr y por ello hay que seguir estudiando y/o capacitándose con la gran gama de opciones que existen en línea o a través de las redes de apoyo, que permiten perfectamente combinar todos nuestros roles”, señala la directiva.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) revela que frente al 100% de hombres que sí regresan a su trabajo en las mismas condiciones una vez que han sido padres, la cifra se reduce al 55% en el caso de la mujer, contra un 35% de ellas que se reincorpora con una jornada laboral reducida y un 7% que decide renunciar para dedicarse a la familia.

Si bien aún hay muchos retos por resolver en el ámbito laboral para las mujeres, poco a poco se han logrado mejores condiciones para nosotras, con lo que la tarea de ser madre se vuelve menos complicada. Esto ayuda a que podamos retomar nuestra vida profesional y lograr el crecimiento que deseamos, sintiéndonos menos culpables por no estar en casa, ya que sabemos que la educación de los hijos depende en gran medida de nosotras.

Es muy común que al nacer nuestro bebé estemos indecisas respecto a regresar o no a la vida laboral, pero hay miles de madres profesionistas que a diario nos demuestran que no es necesario optar por un rol u otro. Así que, ¡no tengas miedo de retomar tu camino, tus hijos no se volverán un obstáculo sino una motivación!

*Te puede interesar: El mundo se pinta de morado en el Día del Prematuro.

Carmen Durán Carmen Durán (7 Posts)

Licenciada en Ciencias de la Comunicación con Maestría en Filosofía y Medios. Publirrelacionista de profesión, esposa y madre por elección. Me encanta compartir mis experiencias de esta aventura llamada vida, en la que combino mi día a día laboral con mi nueva faceta de madre. Escribir es una de mis pasiones, me declaro cinéfila, amante de la naturaleza y viajera incansable.


Share
Carmen Durán

Carmen Durán

Licenciada en Ciencias de la Comunicación con Maestría en Filosofía y Medios. Publirrelacionista de profesión, esposa y madre por elección. Me encanta compartir mis experiencias de esta aventura llamada vida, en la que combino mi día a día laboral con mi nueva faceta de madre. Escribir es una de mis pasiones, me declaro cinéfila, amante de la naturaleza y viajera incansable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *