El mundial de futbol del que nadie te ha hablado

En México en 1971 se llevó a cabo el II Campeonato Mundial de Futbol Femenil. Sin la aprobación de la machista FIFA y países miembros que prohibían desde finales del siglo XIX el futbol femenil.

A pesar de la oposición de muchos, los primeros registros de equipos de mujeres jugando futbol soccer datan de la década de los años 90 del siglo XIX en Inglaterra, para ser precisos en Londres. Las entradas para ver a equipos que eran muy populares como las Damas de Dick Kerrey o las Damas de Saint Helen llenaban los estadios superando los 30 mil espectadores y un encuentro entre ambas escuadras reunió a más de 53 mil aficionados. Entonces los opositores ganaron y se prohibieron los encuentros y los clubes de futbol femenil, por ser este un deporte que no resultaba apto para mujeres. Habrían de pasar más de 65 años para que esta mentalidad cambiara.

Mientras 1970 fue el año en que se realizó por primera vez un Campeonato Mundial de Futbol de la FIFA en México y marcó el tercer triunfo de Brasil, con ello el país sudamericano se quedó en propiedad de la famosa Copa Jules Rimet. En Italia se llevaba a cabo La I Copa del Mundo del Futbol Femenil. La Asociación Mexicana de Futbol Femenil (AMFF), fue invitada a participar, siendo la única selección del continente americano en participar. México quedó en tercer lugar al derrotar a Inglaterra 3 – 2.

En 1971 el II Campeonato Mundial de Futbol Femenil, se llevó a cabo en nuestro país. Se creó para ello la Federación Mexicana de Futbol Femenil. Menos publicitado, con menor difusión y sin la aprobación de la FIFA que el mundial varonil, participaron seis selecciones; México, Argentina, Dinamarca, Italia, Francia e Inglaterra. México disputó la final contra Dinamarca y perdió 3-1, pero sin lugar a duda logró mucho mejores resultados que lo que han hecho las escuadras masculinas a lo largo de la historia de las copas del mundo incluyendo este campeonato en Rusia. El encuentro final que se llevó a cabo en el Estadio Azteca tiene el récord de asistencia de público en el Azteca para un partido femenil con 110 mil personas. El torneo se llevó a cabo en el Estadio Azteca y en el Estadio Jalisco en Guadalajara y la final fue televisada por Televicentro.

Se creó una mascota para el Mundial que tenía mucha más gracia que el desangelado mexicanito llamado Juanito 70, estereotipo de un mexicano como lo ven en el extranjero. Xóchitl 71, era una joven atlética, con coletas, un balón a la cintura y su uniforme puesto. Al respecto, el genial Rius publicó un número especial de Los Supermachos dedicado al mundial femenil donde junto a un rodillo de cocina y un balón de futbol aparecen dos Xóchitl 71 diciendo: “El futbol es un deporte en el cual la mujer vino a demostrar…” dice la primera Xóchitl. “…que la selección nacional varonil sale sobrando.” Concluye la segunda.

Probablemente nunca hayas escuchado hablar de las estrellas de la selección nacional que conquistaron ese segundo lugar tan menospreciado a la fecha; María Eugenia, La Peque, Rubio, que fue la primera de las mexicanas en ser reconocida en el Salón de la Fama del Futbol apenas este año. Alicia, La Pelé, Vargas, una de las mejores jugadoras del siglo pasado de acuerdo con la Federación Internacional de Historia y Estadística de Futbol (IFFHS). Martha Coronado, Rebeca Lara Pérez Tejada, Patricia Hernández Montoya, Bertha Orduña, María Acela Nila Mejía, Elsa Huerta Méndez, Paula Pérez Padierna, Guadalupe Tovar Ugalde que era la capitana del equipo y por consiguiente tenía el apodo de “La Capi”, Yolanda Ramírez Gutiérrez, Elsa Salgado Pérez, Lourdes de la Rosa, Sandra Tapia Montoya, todas ellas pioneras del desarrollo de la rama femenil del deporte en México. El entrenador Víctor Manuel Meléndez y el coordinador del equipo Efraín Pérez.

En la banca de la selección nacional también estuvo a lo largo de todo el torneo una niña a la que su edad, 12 años, el mínimo era de 15 años, no le permitió jugar en el campeonato su nombre Esther Mora, y aunque no jugó Esther Mora tiene una relevancia mayor en la historia del futbol femenil de México. Esther Mora que jugó futbol desde los seis años en equipos de niños, fue la primera mujer en anotar un gol en el Estadios Azteca, a la edad de 10 años, en 1969, durante un torneo infantil, dos años antes de que se llevara a cabo el Campeonato Mundial. Más allá de ese mérito en 1975 Esther se convirtió en la primera jugadora de futbol mexicana en ser contratada para jugar en Europa. Esther jugó para el equipo profesional Alaska Lecce de la ciudad de Veglie en Italia, donde jugó a lo largo de 5 años.

Fue hasta 1988 que la FIFA reconoció al futbol femenil y le realizó un campeonato mundial de prueba en Pekín que resultó un éxito, como 17 años antes lo había sido en nuestro país. Hoy 168 de las federaciones miembro de la FIFA cuentan con un equipo femenil.

Te puede interesar: Edith Sodergran, el manifiesto personal de una poeta.

Armando Enríquez Armando Enríquez (172 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.


Share
Armando Enríquez

Armando Enríquez

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *