Jugar con tu hijo crea una conexión emocional

El juego es un elemento básico en la infancia pues además de divertido es necesario para el desarrollo físico, emocional y social de los niños. Incluso, al jugar los pequeños pueden descubrir su identidad.

“En encuestas realizadas a niños, responden que para ellos la felicidad es jugar con sus papás porque los ven en otra actitud, como iguales”, comentó la psicóloga infantil Xóchitl González durante el taller El juego como herramienta para crear una verdadera conexión emocional con tu hijo, en un evento organizado por Mercado Libre.
La especialista y también directora del centro Psicología para Niños, comparte algunos juegos que favorecen la conexión emocional con tu hijo y su aprendizaje:

Construcciones cognitivas

Juego: Construyan de manera individual un medio de transporte con piezas de Lego. Puedes buscar una base y juegos de construcción en la tienda oficial de Lego dentro de Mercado Libre para darle más orden al juego.

Objetivo: Desarrollar habilidades matemáticas, adquirir mayor capacidad visual, ampliar la percepción del espacio, estimular la agilidad mental y la coordinación ojo-mano.

Plastilinas conceptuales

Juego: Con plastilinas Play-Doh modelen juntos un concepto abstracto, como la felicidad. La idea es usar sólo una mano, así tendrán que trabajar de forma colaborativa no sólo con la plastilina, sino también con las ideas para llegar a un acuerdo. Entra a la tienda oficial de Hasbro y elige entre cubetas de diversos tamaños y juegos especiales de Play-Doh, cualquier compra de Mercado Libre llegará a tu casa u oficina en menos de dos días.

Objetivo: Poner en práctica habilidades sociales y emocionales, especialmente la importancia de colaborar. Este juego te permitirá escuchar a tu hijo, saber qué le gusta y cómo piensa.

Historias de juguetes grupales

Juego: A la construcción del medio de transporte y el concepto abstracto de plastilina que hicieron en los juegos anteriores, agreguen algún modelo del Sr Cara de papa e inventen juntos una historia, de la misma forma en que Andy creaba las suyas en Toy Story. Si quieres completar la experiencia pide a tu pequeño que cuente la historia a los otros miembros de la familia para animarlo a expresarse.

Objetivo: Poner en práctica habilidades sociales, cognitivas y emocionales, pero a un nivel más complejo. Al jugar en equipo se generan conexiones que disparan la creatividad, lo que posteriormente permite solucionar conflictos porque hay disposición positiva.

“A través del juego los niños comienzan a comprender qué espacio ocupan en el universo, desarrollan la tolerancia al perder y saben cómo comportarse al ganar. Hay un aprendizaje para manejar la frustración y también para ayudar a otros mientras juegan. Como somos en el juego, somos en la realidad”, resumió Xóchitl González.

Recuerda que uno de los tantos placeres de tener hijos es jugar con ellos, contagiarse con sus risas y maravillarse con sus ocurrencias.  Entonces… ¿Cuánto tiempo vas a destinar para jugar con tu pequeño?

Te puede interesar: Once Niños celebra tres años con nuevos programas.

Jaz Mendoza Jaz Mendoza (263 Posts)

Creadora de este espacio dedicado a la mamá que trabaja, en el cual escribo a título personal en la sección "Blog de Jaz Mendoza". Colaboro para distintos medios. Sígueme en twitter @jaz_mendoza e Instagram @jaz_mendoza.p


Share
Jaz Mendoza

Jaz Mendoza

Creadora de este espacio dedicado a la mamá que trabaja, en el cual escribo a título personal en la sección "Blog de Jaz Mendoza". Colaboro para distintos medios. Sígueme en twitter @jaz_mendoza e Instagram @jaz_mendoza.p

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *