Laskarina Bubulina, la guerrera del Mar Egeo

Laskarina Bubulina puso a disposición de la Independencia de Grecia, a principios del siglo XIX, un puñado de barcos, su fortuna y su vida.

Muchas grandes revolucionarias y revolucionarios mueren encarcelados, en horrendas mazmorras. La vida de Laskarina Bubulina, también llamada Bouboulina, la más importante heroína de la Independencia de Grecia en el siglo XIX, tristemente comenzó el 11 de mayo de 1771 en la prisión de Constantinopla donde su padre cumplía sentencia tras haber sido condenado por ser parte de la rebelión que desde Rusia intentaba derrocar a la cabeza de Imperio Otomano y fue conocida como Rebelión Orlof.

Stavrianos Pinotsis nació en la isla de Hydra, Grecia y se cree que murió entre 1771 y 1775 en Contastinopla, en prisión. En una de las visitas de la madre, Paraskevo Pinotsis, la mujer dio a luz a Laskarina en el interior de la prisión. Con la muerte de su padre la infante fue llevada por su madre, de vuelta a Hydra y con el tiempo se mudaron a la isla de Spetses.

Laskarina llevó una vida normal en la isla y se casó dos veces, ambas enviudó, pero quedó en posesión de una enorme fortuna que sus maridos le heredaron y que le permitía vivir de manera más que holgada, sin embargo, por su carácter Laskarina continuó con los negocios de sus maridos y gracias a su inteligencia incrementó su riqueza.

Su primer matrimonio fue con Dimitri Yiannouzas y el segundo con Dimitri Bubulis, de donde le viene el sobrenombre de Bubulina, ambos hombres mercaderes y navegantes murieron a manos de piratas en las aguas del Mediterráneo. Laskarina madre de siete, a los 45 años se enfrentó a un severo problema, la justicia otomana pretendía despojarla de toda su hacienda, pretextando que Dimitri Bubulis había trabajado para los rusos en la guerra entre ambas naciones.

Laskarina viajó hasta Constantinopla para entrevistarse con el embajador ruso y solicitar su ayuda, pero también logró conseguir una entrevista con la madre del emperador otomano, la mujer quedó impresionada con la griega y mientras le conseguía el perdón de su hijo, el embajador ruso envío a Laskarina a Crimea a un propiedad que el mismo Zar Alejandro I otorgó a Laskarina.

Es en esos años que Laskarina Bubulina se hace parte de un grupo subversivo que buscaba la independencia griega de los otomanos llamado Philiki Etaireia, que se puede traducir como La Sociedad o Hermandad de la Amistad. Tras la caída del Imperio Bizantino en 1453 una gran parte del territorio griego había caído bajo el dominio otomano, desde ese momento y a lo largo de los siguientes cuatrocientos años existieron nacionalistas griegos que buscaron la independencia de su nación. Una vez que Laskarina fue notificada de la desaparición de los cargos regresó a Spetses y comenzó a prepararse para la guerra. De manera clandestina inició la compra de armas, las cuales almacenaba en su casa. Inició también la construcción del que sería el barco insignia de su flota, al que bautizó con el nombre del héroe griego de la Guerra de Troya; Agamemnón. Esta nave cargaba 18 cañones y era el barco más grande de toda la flota griega durante la guerra de independencia.

  • El 13 de marzo de 1821, Laskarina Bubulina izó la bandera de la revolución en el mástil del Agamemnón y disparó una carga de salvas en los cañones para simbolizar el inicio de la guerra en la isla de Spetses.

Laskarina comandó su flota y tomó parte en el sitio a la fortaleza en el puerto de Nauplio, conocido en el pasado como Náfplio, así como en el sitio de Monemvasía y el saqueo de Trípoli. Al final de este último salvó a las mujeres y niños del harén, después de que una de las esposas del Pasha local pidió su intervención y Laskarina dice la leyenda cumplió con la promesa hecha a la madre del emperador otomano años antes cuando se entrevistó con ella y en la que se comprometió a que si alguna vez una mujer musulmana le pedía algo ella se lo concedería.

Laskarina peleó desde el Agamemnón, pero también lo hizo a pie en tierra y con fiereza que quedó documentada.

En estos actos de guerra conoció e hizo una muy buena amistad con uno de los cabecillas de la Independencia, el general Theodoros Kolokotronis. Al finalizar la guerra Laskarina fue recompensada con tierras en Nauplio a las que ella renunció cuando se enteró que las pugnas internas entre los líderes de la independencia habían llevado a la cárcel a Kolokotronis, en ese momento regresó a Spetses.

En 1825 y debido a una disputa surgida a raíz de que uno de sus hijos había raptado a la hija de una prominente familia de Spetses y tras la posición firme de Laskarina de defender a su hijo y a la muchacha una bala se incrustó en su cabeza matándola en el momento. El asesino jamás fue encontrado.

Eleni Bubulina hija de Laskarina se casó con un hijo del general Kolokotronis.

En su novela histórica Archipiélago en llamas Julio Verne parece haberse inspirado en la vida Laskarina Bubulina para dos de los personajes Andronika Starkos y Hadjine Elizundo. En la isla de Spetses la casa de Laskarina está convertida en museo y el gobierno griego emitió una moneda con valor de 1 dracma que circuló de 1988 a 2001 con la efigie de la heroína, anteriormente en 1978 Laskarina apareció en los billetes de 50 dracmas. Una estatua de ella está colocada en la calle principal de Spetses.

Te puede interesar: Zsofía Torma, la desconocida arqueóloga húngara.

Armando Enríquez Armando Enríquez (172 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.


Share
Armando Enríquez

Armando Enríquez

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *