Jutta Kleinschmidt y las dunas del Sahara

Jutta Kleinschmidt ha participado en el rally Dakar en 17 ocasiones y entre otras cosas es la única mujer ganadora del mismo hasta el día de hoy.

No cabe duda que uno de los eventos del deporte motor más peligrosos y de mayor distancia es el Rally Dakar, cuando se ideó en 1977. Thierry Sabine, un piloto de motocicletas, que unos años antes se había perdido en el desierto de Libia, de acuerdo con el sitio oficial del rally, y ante la belleza del paisaje decidió tras ser rescatado crear un rally con largo recorrido que fuera una verdadera aventura llena de paisajes espectaculares para el competidor, así como un verdadero reto. El recorrido original del rally iniciaba en la ciudad de Paris en Francia para finalizar en la ciudad de Dakar, capital de Senegal. La primera vez que se corrió fue hace 40 años en 1979.

Debido a la cambiante geopolítica y a los peligros reales que existen en ciertas naciones africanas el rally se ha modificado en su recorrido, tras la cancelación de la carrera en 2008 por la inseguridad en Mauritania, la carrera se trasladó desde 2009 a Sudamérica. De 2009 a 2011 se llevó a cabo en Argentina y Chile, en 2012 y 2013 se incluyó dentro del recorrido a Perú, en 2014 y 2015 se cambió Perú por Bolivia, en 2016 Chile salió del rally y este se corrió únicamente en territorio argentino y boliviano, en 2017 además de Argentina y Bolivia el rally incluyó etapas en Paraguay, 2018 marcó el regreso de Perú en el rally y la salida de Paraguay, 2019 se efectúa exclusivamente en territorio peruano.

A pesar de ser una competencia sumamente peligrosa; 28 pilotos han perdido la vida en cuarenta años, así como 43 personas que no estaban compitiendo, en su mayoría espectadores, desde su primera edición el rally ha tenido entre los competidores a mujeres, siete en aquella ocasión, pero sólo una lo ha ganado; la alemana Jutta Kleinschmidt.

Jutta nació en Colonia el 29 de agosto de 1962. Creció en Bavaria, pues su familia se mudó de ciudad poco después de nacer ella y de chica practicó esquiar sobre nieve, que como ella misma dice en su sitio de internet la acredita como bávara, pues “un bávaro que no sabe esquiar no es bávaro”. Cuando se llevó a cabo el primer Rally Dakar, Jutta Kleinschmidt tenía diecisiete años y estaba a punto de comprar su primera motocicleta para hacer viajes de recreo. Estudió física en el Instituto de Isny en 1982 y se graduó cuatro años después para comenzar a trabajar en BMW, la famosa marca bávara de automóviles. En 1986 atendió como espectadora al Rally Dakar y siguió a los competidores en motocicleta. De acuerdo con lo comentado por la piloto en su sitio de internet, tal vez haya sido la única persona en hacer esto. En 1987 participó en el Rally de los faraones en Egipto, que nació un poco después que el Dakar, en 1982. Jutta montó todo su taller mecánico en su propio departamento y el lavado de las piezas del motor se llevaba a cabo en la cocina al lado de la cafetera y demás artículos para preparar sus alimentos, al mismo tiempo trabaja en el departamento de desarrollo de vehículos de BMW en 1988 participó por primera vez en el Rally Dakar, con el apoyo de la marca automotriz.

En 1992, Jutta Kleinschmidt decidió dedicarse de llenó al deporte motor, renunció a su trabajo en BMW, en ese sentido no sólo cortó los lazos laborales con la marca si no que también cambió la marca de su motocicleta por la marca austriaca KTM y tras haber conseguido la copa de la categoría femenil en Rally de los Faraones, y el lugar 23 en el Rally Dakar y el 24 en 1994, comenzó a competir en la categoría de autos del rally en 1995. En 1997 se convirtió en la primera mujer en ganar una etapa del Rally Dakar, dos años después junto con la piloto sueca Tina Thörner, Jutta volvió hacer historia en el rally al formar para Mitsubishi el primer equipo femenil en la competencia, además lograron quedar en el tercer lugar de la competencia. En el año 2001 se convirtió en la primera mujer y la única hasta el momento en ganar el Rally Dakar junto con su copiloto y compatriota Andreas Schultz. El automóvil que conducía la pareja era un Mitsubishi Pajero Evolution.

Al año siguiente la dupla consiguió el segundo lugar del rally. Jutta Kleinschmidt corrió otros cinco años en la competencia, en 2005 logró de nueva cuenta el tercer lugar, esta vez teniendo como copiloto a la piloto italiana Fabrizia Pons y en su última participación en 2007 se hizo acompañar por su antigua compañera Tina Thörner. Además de Mitsubishi, en la categoría de autos, Jutta corrió para Buggy Schelesser en sus inicios en el Dakar, Volkswagen y para BMW en su última participación.

Jutta Kleinschmidt ha participado en muchas otras competencias de rally, pilotea helicópteros, le gusta intervenir en competencias de bicicleta de alta montaña, incluso fue parte de la carrera a lo largo de Estados Unidos en 2004. Hasta el año de 2015 participó de manera regular en las 24 horas de Nürbrurging con diferentes equipos.

Actualmente vive en Mónaco y se dedica a dar conferencias, en 2010 escribió un libro acerca de su experiencia y su triunfo en el Rally Dakar titulado “Mi triunfo en Dakar” seguido por un juego de mesa con el nombre de “Paris-Dakar Rally” y en 2012 participó en un segundo libro titulado “Las mujeres manejan mejor de lo que piensan los hombres”.

Te puede interesar: Emilia Plater, la heroína que se atribuyen dos naciones.

Armando Enríquez Armando Enríquez (189 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.


Share
Armando Enríquez

Armando Enríquez

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *