Consumo responsable de antibióticos: 4 consejos

La época invernal provoca entre la población brotes de resfriado común, influenza, bronquitis y tos, los cuales suelen ser atendidos en consulta de primer nivel, donde se prescriben entre 80 y 90% de las recetas de antibióticos.

El tema es que del total de casos de infecciones respiratorias, apenas entre el 10 y 15% requieren este tipo de tratamientos, lo que coloca a los pacientes en riesgo de padecer desde malestares como diarrea asociada a estos medicamentos hasta amenazas de mayor gravedad como la resistencia antimicrobiana.

En opinión de José Lorenzo García, Director Médico del laboratorio Biocodex México, algunas recomendaciones para un consumo responsable de antibióticos en esta temporada de frío son:

  1. Estos medicamentos curan solamente enfermedades de origen bacteriano, no un dolor de espalda o un resfriado común (de origen vírico).
  2. No se deben usar los que sobraron de ocasiones anteriores, ni tampoco compartirlos con alguien más, pues cada persona y tratamiento son diferentes: sólo el médico puede decidir cantidad y duración.
  3. Antes de tomarlos es imprescindible consultar al médico.
  4. No tomar en cuenta estas recomendaciones aumenta el riesgo de que cualquier persona, de cualquier edad y país, pueda contraer una infección resistente a los antibióticos: de ahí la importancia de su consumo responsable.

En el caso de las personas que consumen antibióticos debidamente recetados, es importante señalar que no siempre los que eliminan más bacterias son los mejores, pues muchas de ellas tienen una actividad beneficiosa para el organismo, la cual se ve comprometida por el efecto del medicamento.

Lo recomendable es que todo tratamiento con antibióticos vaya acompañado de toma de probióticos, microorganismos vivos que se encuentran en los productos lácteos y alimentos fortificados, pero también en comprimidos, cápsulas y sachets, que en este caso contribuyen al cuidado y fortalecimiento de la microbiota intestinal y la función inmunitaria.

Cabe destacar que no todos los probióticos tienen la misma efectividad debido a su origen: “Por ser desarrollados a partir de alguna bacteria, 75% de estos productos son vulnerables a la acción de los antibióticos. En contraste, el probiótico de origen natural desarrollado a partir de la levadura Saccharomyces boulardii CNCM I-745® resulta altamente resistente a los antibióticos y altamente efectivo para prevenir y reducir las diarreas asociadas a antibióticos y reestablecer la salud de la microbiota intestinal”, detalla el Dr. García.

Desde su descubrimiento, los antibióticos han servido como la piedra angular de la medicina moderna. Sin embargo, su persistente abuso y mal uso han favorecido desde molestias controlables como la diarrea, hasta problemas de salud pública a nivel global como la resistencia antimicrobiana, por lo que su consumo responsable es hoy una prioridad.

Fuentes:

Te puede interesar: Superfoods para la piel y el cabello.

Avatar Mamá Ejecutiva (1372 Posts)

Toda la información para la mujer que es mamá, esposa y profesionista, que busca lo mejor para su vida personal, familiar y profesional.


Share
Avatar

Mamá Ejecutiva

Toda la información para la mujer que es mamá, esposa y profesionista, que busca lo mejor para su vida personal, familiar y profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *