5 pasos infalibles para ordenar el clóset

Un espacio de la casa que requiere mantenimiento periódico es el clóset; no importa si es pequeño o grande, su uso cotidiano dificulta mantenerlo funcional y organizado a la vez. En #MamáEjecutiva compartimos cinco sencillos pasos, inspirados en la cultura japonesa, para crear el hábito del orden y hacer esta tarea mucho más rápida y hasta divertida.

1.- Clasificar las prendas y accesorios:

Como regla general, la ropa y/o accesorios que no fueron utilizados en el último año se deben sacar del clóset. La mejor técnica es tener tres bolsas grandes para guardar en cada una de ellas “basura”, “donación” y “préstamo”, en esta última se apartan las prendas prestadas por familiares o que alguien olvidó en tu auto/casa. Al hacer esta actividad es muy probable toparse con el apego a las cosas y el temor de eliminar algo que “puede servir en el futuro”. Lo ideal es reducir alrededor del 30% del volumen total de los elementos en el guardarropa.

2.- Dar a cada elemento un lugar específico: 

En este paso se da orden a todas las prendas que quedaron después de hacer la clasificación del paso anterior. Es recomendable organizar las prendas por color y ocasión, definir un espacio para todos los pantalones, otro para todas las playeras y así consecutivamente.

Lo mejor es buscar ganchos especiales para distintos tipos de prendas, además de organizadores y contenedores para separar los artículos pequeños, como ropa interior, calcetines y accesorios para tener fácil acceso a las pertenencias; así como para almacenar por separado prendas de otra temporada y ropa de cama para que no quiten el espacio de la ropa que efectivamente se usa. Lo ideal es buscar espacio debajo de la cama o arriba del clóset y utilizar cajas especiales para estos casos. En Betterware, compañía líder en soluciones para el hogar, existen muchas opciones. 

3.- Hacer limpieza del espacio y reparaciones necesarias: 

Este paso conlleva limpiar y reparar los elementos que necesiten adecuaciones. Es decir, bolear o lavar zapatos que estén sucios, coser alguna blusa sin un botón, llevar ropa a la tintorería, unificar ganchos, etc. Al existir un orden dentro del clóset con las prendas realmente útiles, esta limpieza se vuelve más sencilla e incluso permea en otros aspectos y espacios de la vida.

4.- Sistematizar el proceso y hacerlo continuamente:

Aquí es cuando se logra llegar a una rutina, ya que los pasos anteriores se sistematizan. En este paso se da prioridad al cuidado personal, pues quienes viven en orden habitualmente trasmiten una imagen de pulcritud y atención al detalle.

5.- Adquirir compromiso con el nuevo estilo de vida:

Corresponde al último eslabón del programa, donde se impulsa la autodisciplina y el hábito del compromiso. El ciclo inicia de nuevo y ya que se domina el orden en el clóset, es viable extenderlo a otras zonas aplicando la misma serie de pasos. En esta etapa final, también es importante medir los avances paulatinamente y reconocer los logros propios y los de todos los integrantes que trabajaron en llegar al objetivo.

Crear el compromiso de mantener el clóset organizado es más sencillo de lo que parece, se puede empezar por acciones pequeñas que invariablemente repercuten en un estilo de vida integral. Por ejemplo, destinar 10 minutos diarios para asear y organizar los zapatos.

Estos cinco pasos son una guía infalible para empezar a tener un estilo de vida más organizado y práctico con el armario.

Te puede interesar: Hogar en armonía, 10 tips de organización.

Avatar Mamá Ejecutiva (1371 Posts)

Toda la información para la mujer que es mamá, esposa y profesionista, que busca lo mejor para su vida personal, familiar y profesional.


Share
Avatar

Mamá Ejecutiva

Toda la información para la mujer que es mamá, esposa y profesionista, que busca lo mejor para su vida personal, familiar y profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *