Josefina Niggli, una voz méxico-americana

Nacida en Monterrey, Josefina Niggli es uno de los primeros nombres de una cultura que nos cuesta trabajo reconocer de ambos lados de la frontera.

Existe y siempre ha existido un muro racista, clasista, despectivo entre los mexicanos y aquellos mexicanos que nacieron o tuvieron, por diferentes razones, las de libre albedrio emigrar a Estados Unidos. Términos como “Pocho” nacen de ese desprecio por paisanos nacidos en el extranjero que tampoco son muy bien queridos por los sajones protestantes. Existen otros que siendo hijas o hijos de norteamericanos nacidos en nuestro territorio se identifican con él de muchas maneras y la influencia de nuestro país es parte de su herencia social y cultural, de la misma manera nos cuesta trabajo reconocerlos y a los americanos también, ese es el caso de Josefina María Niggli.

Niggli fue una talentosa escritora, dramaturga y también fotógrafa que nació en nuestro país, en la ciudad de Monterrey el 13 de julio de 1910. Sus padres fueron dos inmigrantes norteamericanos de origen europeo, su padre Frederick Niggli era un ingeniero que trabajaba en la naciente industria cementera regia. Su madre era violinista. Josephina, como también se escribe su nombre, vivió entre Nuevo León y Texas durante su infancia y adolescencia, incluso llegó a vivir una temporada en la Ciudad de México, la incertidumbre y los continuos cambios de poder debidos a la Revolución, así obligaron a su familia.

Nigli estudió en la Universidad del Verbo Encarnado en San Antonio, Texas y más tarde en la Universidad de Carolina del Norte. Se graduó en filosofía e historia en la primera y se doctoró como dramaturga.

Niggli fue la primera voz exitosa en todos los niveles entre lo que hoy se conoce como hispanos y que en los años previos a la muerte de la escritora se conocía como cultura chicana, un nombre con mucho mayor ideología y postura política que el que hoy se utiliza para rasar a la poderosa cultura méxico-americana. Niggli escribió tres novelas. La primera “Mexican Village” publicada en 1945, fue la primera novela de un escritor mexico-americano en ser publicada por una editorial noretamericana. “Mexican Village” fue tan exitosa que pronto se convirtió en película titulada “Sombrero” con las actuaciones de Ricardo Montalbán, Cyd Charisse y Pier Angeli. La segunda se llamó “Step Down Elder Brother” publicada en 1947, en 1964 publicó una tercera novela titulada “A Miracle for Mexico”, fue autora de libros de cuentos y muchas obras de teatro. Escribió incluso una pastorela llamada “The Defeat of Grandfather Devil”. Con la producción de “Sombrero” Niggli incursionó en Hollywood y durante muchos años fue guionista de diferentes empresas productoras de cine y televisión, escribió guiones para la popular serie Ethel Barrymore Theater entre otros.

Rodolfo Usigli consideraba que un desierto teatral de cuatro siglos la voz de Josefina Niggli era una de las tres únicas voces que era realmente mexicana y se lamentaba que Niggli no escribiera en español para que sus compatriotas disfrutaran de esa visión y su sentido del humor. A pesar del elogio Niggli consideraba a Usigli un burgués de la Ciudad de México incapaz de entender la experiencia de los provincianos del norte como ella, al menos eso dice Elizabeth Coonrod Martínez en su biografía sobre la dramaturga escrito en 2007 y publicado por la Universidad de Nuevo México. Al parecer la relación entre ambos dramaturgos era mucho más cordial de lo que pretende la investigadora norteamericana, Josefina trabajó en la Universidad Nacional Autonóma de México en la década de los años cuarenta al lado de Usigli. Usigli escribió el prologo de un libro de obras teatrales de la autora y le dedicó la obra “Corona de Sombras” sobre el Imperio de Maximiliano y Carlota.

Josefina nunca escribió en español, pero siempre se sintió mexicana, y creía que su labor era mostrarle al norteamericano común un México real y alejado a las fantasías y nociones preconcebidas que en muchos casos subsisten hasta la segunda década del siglo XXI en el imaginario norteamericano sobre México y los mexicanos.

Niggli fue profesora de la Universidad de Carolina del Norte de 1942 a 1944 y de la Universidad del Oeste de Carolina donde además fue la directora del Departamento de Teatro y profesora de guionismo y periodismo de 1956 a 1975.

Josefina Niggli murió el 17 de diciembre de 1983 en Cullowhee, Carolina del Norte.

En septiembre de 2010 un bibliófilo y abogado texano llamado Bill Fisher montó un exposición en San Antonio con la obra fotográfica de Niggli, existen textos que la escritora publicó en revistas especializadas acerca de la fotografía y las fotografías que reproduce José Antonio Rodríguez en su estupendo libro “Fotógrafas en México 1872-1960” muestran una mirada innovadora, conceptual que tenía la artista al momento de realizar su fotografías. Años antes, en 2003 bajo la insistencia del extraordinario escritor regiomontano David Toscana la Secretaría de Cultura publicó la novela ¡Aparte, hermano mayor!

Te puede interesar: La primera amante real, Agnes Sorel.

Armando Enríquez Armando Enríquez (203 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.


Share
Armando Enríquez

Armando Enríquez

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *