¿Por qué necesitamos más mujeres tomadoras de decisiones en las empresas? 

Desde que llegamos al mundo laboral, las mujeres hemos visto que los puestos directivos o aquellos en los que se toman decisiones, son ocupados, en su mayoría, por hombres. Y esto no es sólo una percepción nuestra: según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), en México, menos del 10% de los puestos en los consejos de administración de las empresas son ocupados por ellas.

Los investigadores que estudian la brecha de género en el mundo laboral han señalado desde hace años que este rezago se debe a que las mujeres, desde siempre, han tenido menos oportunidades de formación y capacitación que los hombres, ya sea porque sus familias han considerado que es más importante que los varones reciban educación, o bien, porque a ellas corresponde el cuidado de los hijos y las responsabilidades del hogar.

Pero, ¿qué sucede en el caso de las que ya se encuentran en una empresa y que cuentan con la formación y experiencia necesaria para ocupar un puesto directivo? Según los expertos, ellas permanecen excluidas por las ideas preconcebidas que existen respecto a hombres y mujeres en puestos directivos: los hombres son más fríos y capaces de tomar decisiones, y que las mujeres, en cambio, son “demasiado emocionales” y se desmoronan ante las contingencias que requieren mantener el barco a flote.

Más allá de las ideas preconcebidas

La Dra. Therese Huston decidió demostrar desde la neurociencia, su área de expertise, que estas ideas son erróneas. Para ello, realizó una investigación con hombres y mujeres en puestos directivos y publicó los resultados en el libro How Women Decide.

Huston descubrió que en una situación estresante, cuando el nivel de cortisol en las mujeres se incrementa, las tomadoras de decisiones no se derrumbaban, de hecho, todo lo contrario: se daban un poco de tiempo para medir la magnitud de la contingencia y se concentraban en hacer elecciones que les permitieran obtener recompensas, por pequeñas que fueran.

Por otro lado, la experta comprobó que las mujeres muestran una mayor sensibilidad social o de grupo, lo cual les permite considerar aspectos del equipo a la hora de tomar decisiones que generalmente pasan desapercibidos por los hombres. Huston asegura, incluso, que en los equipos en los que hay un mayor número de mujeres se toman mejores decisiones que en aquellos en los que hay un mayor número de hombres.

La ciencia ha demostrado que las mujeres son igualmente capaces de tomar decisiones exitosas en las empresas. Garantizar que tengan espacios en puestos directivos resulta esencial para que las compañías crezcan: sólo con un equipo diverso e incluyente, las empresas podrán encontrar nuevas vías para innovar, ser disruptivas y mantenerse en crecimiento constante.

Por Marlene Garayzar, Head de la fintech de préstamos online Credifranco www.credifranco.mx

Te puede interesar: ¿Cómo nos tratan a las madres las empresas?

Marlene Garayzar Marlene Garayzar (2 Posts)

Mujer mexicana con larga trayectoria desarrollando estrategias financieras en compañías como Peugeot, General Electric, 4Finance y Cream Finance. Actualmente, es la cabeza detrás de Credifranco, una fintech que ofrece préstamos en línea.


Share
Marlene Garayzar

Marlene Garayzar

Mujer mexicana con larga trayectoria desarrollando estrategias financieras en compañías como Peugeot, General Electric, 4Finance y Cream Finance. Actualmente, es la cabeza detrás de Credifranco, una fintech que ofrece préstamos en línea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *