8 de marzo: El arduo camino de las mujeres emprendedoras

Pese a los avances en lo relacionado a la igualdad de género, en México las emprendedoras deben abrirse camino siempre contra corriente.

Llegó el 8 de marzo y, para conmemorarlo, me gustaría hablar de la relación que tiene mi empresa, Credifranco, con las mujeres emprendedoras. Dirigir una empresa de préstamos online me ha permitido estar lo suficientemente cerca de ellas como para conocer sus historias, sus miedos y, por supuesto, también sus sueños.

Muchas de las mujeres que buscan ayuda en Credifranco son jefas de familia, que tienen la difícil tarea de formar a sus hijos y, además, ser el único sostén económico y emocional de su hogar. Ellas tienen vidas cotidianas en las que el descanso, los lujos y la tranquilidad son sólo una fantasía. En los caminos que transitan diariamente no hay tregua: sacar adelante a la familia es un deber apremiante, que exige lidiar cada vez con tareas mayores y más complejas.

También se acercan mujeres solteras que tienen que crecer y desarrollarse en un país en el que las oportunidades para las mujeres, especialmente en el terreno laboral, escasean (si se trata de puestos directivos o trabajos bien pagados) y abundan si tienen un sueldo precarizado y las condiciones son injustas para las trabajadoras. Muchas no pueden terminar sus estudios porque están obligadas a adentrarse en este mundo laboral desigual demasiado temprano.

Y aún en este complejo –casi siempre hostil– escenario, estas mujeres (tanto las jóvenes, que aún buscan su camino, como las jefas de familia) mantienen viva la esperanza y le dan rienda suelta a sus sueños. Es en este espacio de cambio en el que Credifranco se convierte en un aliado: 30% de nuestros préstamos están destinados a ayudar a pequeños emprendedores y la gran mayoría son mujeres que no se rinden y se niegan a renunciar a soñar, por más difícil que luzca el camino.

Nuestras clientes han logrado lo increíble con los préstamos: muchas financiaron negocios secundarios a sus empleos formales, lo cual les ha permitido obtener más recursos y tener menos preocupaciones al respecto. Otras invirtieron sus préstamos en micronegocios que se han convertido en sus empleos y que sueñan con hacer crecer, aunque tengan que avanzar contracorriente.

Es un honor formar parte de una empresa que te permite colaborar con emprendedoras que, pese a todo, hacen lo posible por hacer de México un mejor país. Hoy, en Credifranco queremos reconocer su enorme lucha y esfuerzo y reiteramos nuestro deseo de seguir formando parte de sus sueños, especialmente de ése: tener una mejor vida.

Te puede interesar: ¿Por qué sí necesitamos las estancias infantiles?

Marlene Garayzar Marlene Garayzar (4 Posts)

Mujer mexicana con larga trayectoria desarrollando estrategias financieras en compañías como Peugeot, General Electric, 4Finance y Cream Finance. Actualmente, es la cabeza detrás de Credifranco, una fintech que ofrece préstamos en línea.


Share
Marlene Garayzar

Marlene Garayzar

Mujer mexicana con larga trayectoria desarrollando estrategias financieras en compañías como Peugeot, General Electric, 4Finance y Cream Finance. Actualmente, es la cabeza detrás de Credifranco, una fintech que ofrece préstamos en línea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *