Endometriosis: Factores de riesgo, síntomas y diagnóstico

Las mujeres, a lo largo de su vida reproductiva, son susceptibles a sufrir diversas afecciones médicas que pueden impactar en su bienestar; tal es el caso de la endometriosis, trastorno a menudo doloroso en el que el tejido que normalmente reviste el interior del útero (endometrio), crece fuera de este[i].

De hecho, millones de mujeres de las generaciones pasadas y aún en la actualidad, han sufrido toda la vida de endometriosis, pero nunca se les dio un diagnóstico o tratamiento adecuado[ii].

La endometriosis es una enfermedad muy común, su incidencia es 1 de cada 10 mujeres; sin embargo, se cree que el promedio es mucho mayor, ya que hay niñas y mujeres que tienen los síntomas, pero no son diagnosticadas[iii]. Por ello, en marco del Día Mundial de la Endometriosis, compartimos información puntual para conocerla, identificarla y tratarla a tiempo.

  1. Factores de riesgo.
  • Nunca haber dado a luz.
  • Haber iniciado el período menstrual a edad muy temprana.
  • Tener la menopausia a una edad más avanzada de lo normal.
  • Tener ciclos menstruales cortos, por ejemplo, de menos de 27 días.
  • Tener niveles altos de estrógeno en el organismo o una exposición mayor al estrógeno que produce el organismo durante toda la vida.
  • Tener un índice de masa corporal bajo.
  • Consumir alcohol.
  • Tener uno o más familiares (madre, tía o hermana) con Endometriosis.
  • Cualquier afección médica que impida el pasaje normal del flujo menstrual hacia fuera del cuerpo.
  • Anormalidad en el útero.
  1. Síntomas.
  • Dolor pélvico: Es el síntoma más característico y frecuente de la endometriosis. Comienza en el vientre bajo en los días previos a la menstruación, y se hace más intenso con la aparición del sangrado menstrual y puede prolongarse varios días después del periodo[v].
  • Relaciones sexuales dolorosas: Las relaciones sexuales que despiertan dolor en la parte interna de la pelvis cercana al recto o con irradiación al mismo, sin importar si la menstruación está cercana o no, puede ser síntoma de endometriosis[vi].
  • Sangrado excesivo: Es posible que, en ocasiones, tengas períodos muy abundantes (menorragia) o sangrado entre un período y otro (menometrorragia)[vii].
  1. Correcto diagnóstico y tratamiento adecuado.

Para diagnosticar la endometriosis y otras enfermedades que puedan provocar dolor pélvico, el médico pedirá describir los síntomas, lo que incluye la ubicación del dolor y el momento en el que se presenta[viii].

La laparoscopía es uno de los métodos más eficaces de diagnóstico, porque es una cirugía de mínima invasión y de rápida recuperación, además permite tener una mejor visualización de las lesiones de endometriosis[ix].

En caso de presentar algunos de los síntomas se recomienda visitar al médico. El diagnóstico temprano es crucial para evitar complicaciones de la endometriosis como la infertilidad[x] y tener una mayor calidad de vida.

Te puede interesar: El cuidado de la zona íntima.

Avatar Redacción Mamá Ejecutiva (19 Posts)

Toda la información para la mujer que es mamá, esposa y profesionista, que busca lo mejor para su vida personal, familiar y profesional. Síguenos en redes sociales: FB: MamáEjecutiva TW/IG: @MamaEjecutiva_


Share
Avatar

Redacción Mamá Ejecutiva

Toda la información para la mujer que es mamá, esposa y profesionista, que busca lo mejor para su vida personal, familiar y profesional. Síguenos en redes sociales: FB: MamáEjecutiva TW/IG: @MamaEjecutiva_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *