La toxicidad digital y cómo afecta el sueño

La tecnología revolucionó el mundo de las comunicaciones hace años, por lo que hoy se goza de un acceso inmediato a la información. Sin embargo, la luz azul que irradian las pantallas de los smartphones, tablets, computadoras, etc interfieren en el sueño particularmente si se usan justo antes de dormir.


Es así como surge el término de toxicidad digital; cuando se permanece tanto tiempo conectado a dispositivos inteligentes, y se evita progresivamente dedicarle tiempo a otras actividades elementales de la vida. “Hoy en día se percibe como normal revisar el celular o jugar video juegos justo antes de dormir, pero la luz azul de las pantallas de los dispositivos inteligentes altera exponencialmente el proceso natural por medio del cual concebimos el sueño”, explica Nathalie Sessions, Nutrióloga Certificada en Bienestar Corporativo del Hospital Houston Methodist.

En los ojos se encuentran los nervios ópticos que se comunican con el cerebro, y al recibir la luz azul al menos una hora antes de dormir, comienza a afectarse la liberación de las sustancias que inducen el sueño. Esta estimulación lumínica interfiere con la liberación de melatonina, una de las hormonas que promueve un buen sueño. Ésta se libera como parte del reloj biológico del organismo, porque le avisa cuando es la hora natural para ir a descansar.

“Evitar el uso de estos dispositivos una hora antes de dormir es un hábito que se traducirá en una vida más sana, y es que la falta de sueño de calidad es una de las principales causas de estrés crónico. La falta de descanso de calidad trae consigo bajos niveles de efectividad laboral, haciendo que el afectado haga su trabajo en mucho más tiempo del que necesita, bajando su productividad”, añade la especialista en Wellness del Hospital Houston Methodist.

Leer o respirar para conciliar el sueño

Leer un libro o una revista (de papel) con luz baja justo antes de dormir es recomendado; pero revisar las redes sociales y entrar al chat o ver tele, no lo es.

El proceso de dormir sanamente empieza en el cerebro mucho antes de tocar la cama. Previo a un sueño reparador, el cerebro necesita realizar una liberación equilibrada de ciertas hormonas y la lectura de un libro, una revista o un libro apoya a esta actividad.

Otra opción es empezar el proceso de descanso antes de dormir con ejercicios de respiración profunda. Natalie recomienda practicar ejercicios de respiración durante 10 minutos para estimular y promover una mejor oxigenación del cerebro y la inducción de hormonas inductoras del sueño.

Te puede interesar: 10 alimentos para mejorar la calidad del sueño.

Avatar Redacción Mamá Ejecutiva (19 Posts)

Toda la información para la mujer que es mamá, esposa y profesionista, que busca lo mejor para su vida personal, familiar y profesional. Síguenos en redes sociales: FB: MamáEjecutiva TW/IG: @MamaEjecutiva_


Share
Avatar

Redacción Mamá Ejecutiva

Toda la información para la mujer que es mamá, esposa y profesionista, que busca lo mejor para su vida personal, familiar y profesional. Síguenos en redes sociales: FB: MamáEjecutiva TW/IG: @MamaEjecutiva_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *