Características de las empresas felices

Desde la perspectiva de la psicología positiva, la felicidad se puede definir como una combinación entre la satisfacción que una persona tiene con su vida personal, sus experiencias y emociones positivas, y el sentido de vida y bienestar mental que siente en el día a día. Ya que el trabajo es parte fundamental de la vida, es importante laborar en una de las llamadas empresas felices, pues ésta es un reflejo del estado de ánimo de sus trabajadores.

Las empresas felices reconocen la verdadera importancia de la motivación, anteponiendo el bienestar de las personas. Al hacerlo, las organizaciones cuentan con empleados que reflejan su felicidad en sus resultados de manera inmediata.

Una persona motivada está un 80% de su tiempo enfocada en su rendimiento, mientras que una insatisfecha sólo llega a concentrarse a duras penas un 50%. Cifras como estas son clave para entender por qué en fechas recientes la felicidad se ha convertido en un factor para aumentar la productividad.

Según el estudio global “Randstad Employer Brand Research 2017”, el factor salarial, a pesar de continuar en primer lugar, está perdiendo importancia en detrimento de aspectos como el equilibrio entre el trabajo y la vida privada, la estabilidad laboral o el ambiente de trabajo.

Babbel, la app más eficaz para aprender idiomas en el mundo, presenta ocho características que definen a las empresas felices.

1.- Tiene roles definidos: No hay nada tan desalentador como no saber qué se tiene que hacer o no tener nada qué hacer. La felicidad en el trabajo comienza con una comprensión clara de las responsabilidades y expectativas. Comunicar y comprender claramente los objetivos brinda una guía al equipo y a las empresas.

2.- Los jefes son ‘Gefes’ (sí, con G): La figura del líder está experimentando un continuo proceso de transformación. Cada vez son más los jefes que están cambiando sus formas de dirigir y gestionar las empresas con el objetivo de generar así mayor satisfacción en sus empleados.

El término ‘Gefes’, creado por la periodista, conferencista y escritora española María Graciani, significa “gestores de felicidad”. Son quienes procuran que el trabajo en equipo sea el mayor aliado y que la meta sea satisfacer a los colaboradores y no solamente a los clientes.

El ‘Gefe’ fomenta la felicidad entre su equipo de trabajo y lo motiva, creando un ambiente donde el empleado se siente satisfecho y se puede realizar como persona más allá de las tareas que hace como trabajador.

3.- Empodera a sus empleados: Las personas tienen diferentes capacidades y con ellas pueden agregar valor de diferentes maneras. Cuando una empresa reconoce y desarrolla el potencial de sus empleados los empodera, y eso los hace más felices.

4.- Reconoce a sus colaboradores: El respaldo empresarial, la promoción interna, el apoyo y sentirse valorados, fortalecen la motivación y generan mayor productividad. Después de todo el verdadero valor de las empresas es la suma de los talentos de sus componentes.

5.- Existe un balance de vida: Una persona que no tiene tiempo libre para disfrutar de sus hobbies y de su familia, no puede rendir bien en su trabajo. Una empresa feliz promueve un ambiente donde sus colaboradores se sienten satisfechos, disfrutan su tiempo libre y se pueden realizar como persona más allá de las tareas de su trabajo.

6.- Es flexible: Una empresa que evalúa a sus empleados bajo objetivos más que por parámetros como un horario establecido, formas de trabajo o ideas, fomenta la productividad.

Una rutina flexible, como trabajar desde casa, hace que los colaboradores se sientan apoyados por la empresa y evita desperdicio de tiempo como, por ejemplo, en transporte o reuniones innecesarias.

7.- Fomenta la capacitación y el autoaprendizaje: Aprender cosas nuevas, actualizar los conocimientos e incrementar las capacidades no solo ayuda a los empleados a desempeñar mejor su trabajo, también fomenta su confianza y los mantiene a la vanguardia.

Las empresas felices lo saben, por eso promueven que sus colaboradores se capaciten continuamente a través de cursos o herramientas que les brinden nuevas técnicas y conocimientos para superar los retos del trabajo y de la vida.

Además de la capacitación en el trabajo, las empresas felices fomentan el autoaprendizaje a través de software o apps que ayudan a transformar la información en conocimiento en áreas como gestión de proyectos (Monday), idiomas (Babbel), liderazgo (Pocket Mentor), gestión de tareas (Evernote), Meditación (Calm), etc.

8.- Hay buen ambiente laboral: Las relaciones laborales están notablemente influenciadas por las emociones. Gestionar los sentimientos de las personas en el entorno de trabajo de la forma adecuada puede contribuir al rendimiento y la productividad.

Un clima laboral saludable depende del trato adecuado y cercano que las personas tengan con su líder y con el resto de sus compañeros. Una empresa con buen ambiente laboral brinda mayor satisfacción personal y profesional, promueve la creatividad y las relaciones positivas; que a su vez ayudan a reducir el estrés, facilitar la comunicación y tener un mejor desarrollo profesional.

Estas son sólo algunas características que distinguen a las empresas felices y que repercuten en la actitud, bienestar y motivación del día a día.

Te puede interesar: Trabajo y vida personal, ¿cómo lograr el equilibrio?

Avatar Redacción Mamá Ejecutiva (25 Posts)

Toda la información para la mujer que es mamá, esposa y profesionista, que busca lo mejor para su vida personal, familiar y profesional. Síguenos en redes sociales: FB: MamáEjecutiva TW/IG: @MamaEjecutiva_


Share
Avatar

Redacción Mamá Ejecutiva

Toda la información para la mujer que es mamá, esposa y profesionista, que busca lo mejor para su vida personal, familiar y profesional. Síguenos en redes sociales: FB: MamáEjecutiva TW/IG: @MamaEjecutiva_

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *