Sencillo y rápido… Todo acerca de tu póliza de seguros.

El tema de los seguros puede sonarnos algo complicado o difícil de entender, sin embargo entender cómo es el funcionamiento de nuestro seguro y en específico de lo contiene la póliza de seguros nos brinda mayor confiabilidad y sobre todo la herramienta adecuada para sacarle el mayor provecho a nuestro seguro.

Cuando se contrata un seguro de auto o cualquiera que sea la clase de seguro que se contrate te harán la entrega de la documentación como la póliza de seguro, quedando una copia para ti y otra se la guardara la persona que te ha realizado el trámite, es decir que la compañía aseguradora se quedará con la copia.

Técnicamente una póliza de seguro será el documento legal, justificado o probatorio como el instrumento que certifica los beneficios a los que accede el asegurado al momento de pagar una prima para ello. Este es un contrato de seguro, ya que en ella se fijan los términos por los cuáles la agencia aseguradora se obliga a resarcir un daño o suma a pagar, al ocurrir una eventualidad prevista en el contrato.

Mientras que el contratante del seguro, por otro lado se obliga a pagar una prima a cambio de la protección y en específico de la cobertura que haya elegido; con esta lógica nos indica que la prima es lo que te permitirá como asegurado evitar los perjuicios económicos mayores en caso de que el siniestro tenga lugar.

Elementos que debes conocer de tu póliza de seguros.

El contrato o póliza de seguro está conformado por diferentes elementos que resultan necesarios conozcas para entender de manera correcta tu contrato.

  • Interés asegurable: es decir lo que resulta asegurable, por ejemplo, en una póliza de seguro de auto, el interés que se asegura es el vehículo, con ello es que el interés asegurable protegerá el valor de bien a proteger.
  • Riesgo asegurable: este será el riesgo susceptible de ser cubierto por una póliza de seguros a cumplir por parte de la compañía, con los requisitos esenciales, este debe estar descrito de manera concreta, lícita, cuantificable y económica.

Además dentro de ello podrás revisar, los elementos formales de la póliza de seguro, que estén presentes datos personales del contratante y de la empresa aseguradora, cuota del seguro, duración del seguro contratado, la naturaleza de los riesgos asegurados entre otras especificaciones.

Con determinada información que es otorgada, es que podrás hacer la firma y el aprovechamiento de tu seguro, además que es importante recuerdes que este debe quedar claro, de lo contrario es el deber de la compañía aseguradora resolverte cada una de tus dudas, así como el ajuste de la misma en caso de no estar conforme o de acuerdo con ciertas cláusulas.

En la actualidad poder contratar un seguro es definitivamente una prioridad, no solo porque lo marca la ley, sino por la responsabilidad que representa, ya sea al conducir un vehículo, o de las necesidades médicas que tengamos.

En resumen: La póliza es un contrato legal entre el beneficiario o asegurador y la compañía aseguradora, en la misma se deben establecer los derechos y las demás obligaciones en las que ambas partes están implicadas.

Avatar Mamá Ejecutiva (1372 Posts)

Toda la información para la mujer que es mamá, esposa y profesionista, que busca lo mejor para su vida personal, familiar y profesional.


Share
Avatar

Mamá Ejecutiva

Toda la información para la mujer que es mamá, esposa y profesionista, que busca lo mejor para su vida personal, familiar y profesional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *