June McCarroll, la mujer que dividió el camino

Entre las muchas acciones loables que realizó la doctora June McCarroll, contribuyó a una mayor seguridad en las carreteras.

La historia de June McCarroll es una historia llena de grandes logros para una mujer médica a principios del siglo XX, sin embargo, por el que más se le reconoce nada tiene que ver con su profesión como médica.

En el atardecer de un día del otoño de 1917 la doctora manejaba su Ford modelo T entre las comunidades de Indio y Palm Springs en California, la doctora fue forzada a salirse de la carretera por un enorme camión que circulaba en sentido opuesto, afortunadamente para McCarroll, en la zona del accidente, la zona junto a la carretera estaba compuesta de arena. Este accidente la llevó a pensar en la seguridad y civilidad de los conductores de autos, en caminos que carecían de señalización alguna para delimitar las áreas de conducir para los autos que iban en sentidos opuestos.

June McCarroll nació en la región de los Adironack en 1867. Como muchas mujeres extraordinarias a finales del siglo XIX, estudió medicina, algo muy difícil en aquella época para una mujer y se graduó como médica. Trabajó durante dos años como médica en la Escuela Estatal de Nebraska y después debido a que su esposo, John Robertson contrajo tuberculosis, tuvo que mudarse a un sitio con un clima más adecuado para la enfermedad de su esposo. A principios del siglo XX la tuberculosis era una enfermedad que causaba muchas muertes a lo largo del mundo y una de las curas que se proponían en esos años era vivir en climas secos y cálidos. June y su esposo decidieron mudarse a California con la idea de establecerse en la comunidad del Valle Imperial, en su camino se toparon con una comunidad para tuberculosos cercana al poblado de Indio, establecida por un magnate industrial de Illinois llamado N. O. Nelson y decidieron cambiar el destino de su viaje, ambos terminaron trabajando para el lugar, Robertson terminó administrando la comunidad y tras la renuncia del médico el cargo fue ocupado por June, quien en pocas semanas obtuvo un permiso temporal de la Comisión Médica de California y regresó a la práctica de la medicina.

Con el tiempo fue reconocida al interior de la comunidad de tuberculosos, y en las comunidades de pueblos originarios cercanos en Indio y en Coachella a tal grado que en 1907 fue nombrada Doctora por el Departamento de Asuntos Indígenas, los chamanes se sentían amenazados por la doctora, pero con el tiempo incluso sirvió como inspiración a uno de ellos llamado Ambrosio Castillo que se dedicó a armonizar la medicina occidental con su propia práctica como chamán.

Fue la práctica en una región amplia y diferentes comunidades la que la llevó a comprar un carro. En 1914 John Robertson murió, June se volvió a casar con un funcionario de la empresa ferrocarrilera Suthern Pacific Railroad de nombre Frank McCarroll dos años después.

Tras el accidente June pensó mucho en las causas y la importancia de evitar este tipo de accidentes que de alguna manera eran fortuitos porque no había manera de adivinar para el conductor del vehículo sí mantenía una distancia adecuada en el lado de la cinta asfáltica por la que transitaba para permitir el paso del otro lado de un auto.

June McCarroll ideó entonces pintar una línea blanca para dividir la carretera en dos con el mismo ancho para señalar y limitar el espacio de transito de ambos sentidos.

McCarroll presentó su idea a al encargado del tráfico del condado quien de manera condescendiente la escuchó y no hizo nada en absoluto. Entonces June McCarroll, preocupada por la seguridad llevo a cabo lo que se necesitaba; a lo largo de más de un kilometro en la carretera donde sufrió el percance, conocida como Autopista 99 en esos años, McCarroll pintó una línea blanca de 4 pulgadas de ancho, alrededor de 10 centímetros, a la mitad del ancho de la carretera para marcar dos carriles.

Ninguna autoridad local, ni la cámara de comercio de la región prestaron atención a la propuesta de June McCarroll, la única asociación que hizo caso de la idea de la doctora fue el club femenil de Indio, que llevó la propuesta de McCarroll al congreso estatal de California. Finalmente, en 1924 pintar la línea que divide las carreteras en carriles con tráfico en dirección opuesta fue aceptada y se convirtió en algo que se adoptó poco a poco en todo el mundo.

Existe una controversia que señala a otras personas que propusieron lo de la línea en Michigan, incluso la voz de alguien que atribuye esta línea a los constructores del Camino Real que la corona española construyó de la Ciudad de México a Santa Fe, en lo que es hoy Arizona, en tiempos de la Nueva España, lo cual no termina de ser polémica fútil. Pues se ha demostrado que la doctora desconocía tanto los intentos de sus contemporáneos como la historia del Camino Real Español. Creo que aun si la doctora hubiera conocido estas historias, fue gracias a su determinación y obstinación que finalmente se logró una propuesta en un congreso local de Estados Unidos que al ser aceptada terminó en la división de las carreteras a la realidad.

Un monumento en lo que fue esa zona que ella pintó a mano en la segunda década del siglo XX se erige contando su historia.

June McCarroll murió el 30 de marzo de 1954 a los 86 años.

Te puede interesar: Bessie Coleman, la piloto negra que voló antes que Amelia Earhart

Armando Enríquez Armando Enríquez (213 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.


Share
Armando Enríquez

Armando Enríquez

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *