Anna Atkins, botánica y fotógrafa

El primer libro con cianotipias en el mundo fue creado por una brillante y creativa botánica, Anna Atkins, convirtiéndose así en la primera mujer en crear un libro fotográfico.

En el inicio de la fotografía, la experimentación y la investigación llevó a los pioneros de la fotografía por muchos caminos para descubrir y utilizar materiales fotosensibles. Uno de estos investigadores fue John Herschel, hijo del astrónomo Friedrich Wilhelm descubridor de Urano. Como su padre John fue matemático y astrónomo, pero también fue un entusiasta del nuevo arte de la fotografía y el desarrollo de telescopio, Herschell acuño el término fotografía y en 1842 inventó un método para captar luz en papel a través de Ferricianuro de potasio y Citrato de amonio y hierro al que llamo cianotipia y que creaba imágenes de tipo fotográficas en la gama entre el blanco y el azul.

Quién se benefició de la técnica fue la botánica Anna Atkins, y la utilizó para retratar cientos de plantas inglesas convirtiéndose en la primera persona en crear un libro con puras ilustraciones fotográfica. Muy poco se sabe de esta mujer que se interesó en la botánica de Inglaterra y en preservarla en descripciones que fueron más allá de la clásica representación en dibujos detallados y realistas de cada especie.

Anna Atkins nació el 26 de marzo de 1799 en Tonbridge, quedó huérfana de madre a muy temprana edad, fue su padre John George Children quien la educó. Children, a su vez fue científico y quien alentó a su hija en el camino de la ciencia. John G, Children proveyó a su hija con una educación científica que era difícil para una mujer sin la posición de ventaja de Anna. El primer gran trabajo de Anna fue encargado por su padre que hizo una traducción sobre el trabajo del francés Jean-Baptiste Lamarck sobre invertebrados. Anna realizó 250 dibujos de moluscos que son detallados e impresionantes. Anna Tenía 23 años en ese momento.

Después realizó un trabajo de identificación de 1500 plantas, lo que le valió el ingreso a la Botanical Society of London. Anna se casó en 1825 con John Pelly Atkins, un comerciante. Nunca tuvieron hijos y Anna pudo dedicarse de lleno a sus investigaciones.

Anna y su padre conocían a Herschel y a otro hombre llamado William Henry Fox Talbot quienes la enseñaron a realizar trabajos de cianotipia. A partir de ese momento Anna se dedicó hacer impresiones de las algas de las costas británicas y en 1843 publicó lo que se conoce y reconoce como el primer libro con impresiones fotográficas de la historia que se llamó: British Algae: Ciyanotype Impressions.

En los siguientes siete años Atkins realizó 12 nuevas partes para su obra a manera de fascículos que la final alcanzaron casi cuatrocientas imágenes, El trabajo era meticuloso; implicaba poner las plantas sobre el papel con las mezclas químicas, exponerlas al sol por unos quince minutos y finalmente revelarlas. Existen alrededor de doce copias de esta obra que se publicó como una obra de autor que iba firmada A.A. y que algunos investigadores décadas después quisieron creer y hacer creer que era una obra anónima.

Atkins entonces inició un proyecto más ambicioso junto con una amiga Anne Dixon, otra botánica aficionada a las cianotipias, incluía un registro de todas las plantas nativas y extranjeras que había en las Islas británicas, así como los helechos, que se llamó Cyanotypes of British and Foreign Plants and Ferns. Publicado en 1854.

Anna Atkins es para muchos quien inventó la fotografía científica, lo que es cuestionable, pues la fotografía nació como una curiosidad científica.

El trabajo de Atkins tiene además un valor estético y artístico, Anna se preocupó como muchas de las mujeres ilustradoras de plantas y aves por balancear su trabajo entre la veracidad de lo científico, al crear representaciones exactas de lo representado con un balance artístico en la composición de su obra.

Oculto durante más de cien años, por el machismo de las sociedades históricas interesadas en posicionar a Fox Talbot como el creador de la fotografía científica a partir de la cianotipia. Hoy la figura e importancia de Anna Atkins se ha rescatado y una serie de exposiciones dando a conocer su trabajo, así como libros y las imágenes distribuidas en Internet la han puesto en lugar que le corresponde.

Anna Atkins murió Holstead el 9 de junio de 1871 a los 72 años.

Te puede interesar: June McCarroll, la mujer que dividió el camino

Armando Enríquez Armando Enríquez (213 Posts)

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.


Share
Armando Enríquez

Armando Enríquez

Productor de Televisión desde 1986. Estudió cine en el CCC. Ha sido colaborador de diarios como El Economista, Punto y Aparte de Xalapa, Ver. Tiene cuatro libros publicados. Síguelo en sus redes sociales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *