BIENESTAR

Mitos y realidades de los lentes de contacto

Visión borrosa o sufrir dolores de cabeza o mareos, son síntomas que afectan nuestro rendimiento diariamente ya sea en el trabajo o vida personal. Lo grave es que acudimos a remedios o hasta nos automedicamos con tal de no visitar al médico y peor aún, jamás pasa por nuestra cabeza que esto puede ser causa de un problema en la visión. Para que notes la gravedad, en México, hay aproximadamente 40 millones de personas con ametropías y se estima que un 80% de ellos, tienen un diagnóstico erróneo por no acudir al especialista.

Entre los errores refractivos más comunes se encuentran: Miopía, es decir mala visión de lejos; hipermetropía, principalmente se refiere a una mala visión de cerca; y astigmatismo, cuyo síntoma es no poder enfocar bien en ninguna distancia. Estas condiciones pueden ser corregidas fácilmente a través de un simple examen que realiza un optometrista, y permite definir la receta necesaria para lograr una agudeza visual de 20/20.  En base a dicha receta se elaboran los anteojos con la graduación adecuada para ver correctamente.

Lo cierto es que no nos gusta usar lentes ya sea por estética, porque nos impiden realizar diferentes actividades como el deporte y en ocasiones, su peso nos provoca molestias. Ante lo anterior, la opción son los lentes de contacto, sin embargo hay ciertos mitos en torno a ellos que nos generan dudas sobre su uso: que son incómodos, que se caen, que provocan infecciones, que no son convenientes para determinadas edades o que no existen rangos de corrección completa sobre pacientes con astigmatismo.

¡Falso! El uso de lentes de contacto es ideal y adecuado para el 98% de las personas que requieren corrección visual; para algunos de ellos, incluso, es la única opción entre una vida normal o la ceguera. Además, proporcionan la experiencia de tener una visión natural, gozando de todo el campo visual y sin restricciones. Se adaptan fácilmente, tienen buena estabilidad por lo que no se caen y no causan infecciones a menos que se presten, intercambien o no se les tenga cuidado.

Es cierto también que, de acuerdo al tipo de lente de contacto que se elija es el confort. En este punto queremos platicarte sobre los lentes de contacto Biofinity de Cooper Vision que a través de la tecnología Aquaform, que consiste en una formula única y patentada de Hidrogel de Silicona, ha logrado el equilibrio entre salud, agudeza visual y comodidad que permite usarlos todo el día sin causar molestias.

Elegir lentes de contacto en lugar de gafas favorecerá tu estilo de vida porque qué incomodo es usar lente sobre lente en las películas 3D y los reflejos de las luces al conducir de noche, además tu look será beneficiado incluyendo gafas de sol o por qué no cambiar por completo el color de tus ojos con los lentes cosméticos Expressions Colors de CooperVision, su diseño es muy natural y cómodo.

Hoy en día, con las nuevas tecnologías en conjunto con la debida adaptación y supervisión de un profesional de la visión, personas miopes, hipermétropes o astigmatas, pueden cambiar su condición y vivir de una mejor manera. Lo más importante es siempre recurrir a un especialista que realice la evaluación y diagnóstico adecuados.

Foto: Cortesía

TE INTERESA:

Guía para un desayuno saludable.

5 cosas que debes saber sobre el desayuno.

4 etapas del rejuvenecimiento facial.

10 mitos de la vacunación.

5 tips para olvidarte de las estrías.

Transforma tu cuerpo y tu mente en 54 días.

Refúgiate del rush citadino en Feel Spa by Aqua.

4 tips de nutrición postparto.

Jaz Mendoza Jaz Mendoza (339 Posts)

Mamá de Vale. Editora en temas de bienestar y crianza. Pro acciones por la niñez. Gusto por los libros, el cine, el café y la música. Colaboro en Kena revista.


Share
Jaz Mendoza

Mamá de Vale. Editora en temas de bienestar y crianza. Pro acciones por la niñez. Gusto por los libros, el cine, el café y la música. Colaboro en Kena revista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *