GENERAL

Los SÍ y NO del Feng Shui para tu casa

Esta disciplina, actualmente es conocida en todo el mundo ya que se practica para tener mayor bienestar en la vida. Los cuatro puntos clave en una casa para esta enseñanza tradicional de la cultura china son el dormitorio, la entrada, la cocina y el punto principal de reunión de la familia. Por lo tanto, te compartimos lo que sí y no debes hacer para que estos elementos estén en perfecta armonía en tu hogar.

1.- DORMITORIO. Para un buen descanso, considera las siguientes recomendaciones para armonizar tu cuarto:

NO: Evita los espejos y ventanas detrás de la cabecera de la cama.

SÍ: Opta por la pared detrás de la cabecera de la cama, esto porque el respaldo simboliza la seguridad en la vida. Si no puedes mover tu cama a otro lado y tienes una ventana detrás, coloca unas cortinas gruesas y pesadas.

NO: La cama no debe estar en línea recta con la puerta de entrada o el baño.

SÍ: La forma ideal de un dormitorio es cuadrada, trata de adaptarla a esta figura colocando muebles o armarios.

NO: Evita objetos colgantes sobre tu cama, como ventiladores o lámparas; o bien, de preferencia que sean de materiales livianos. Asimismo los aparatos electrónicos en las mesas de noche.

2.- SALA DE ESTAR. Este es el corazón de la casa y refleja la capacidad para crear vínculos sociales; si este espacio no está adecuadamente diseñado, seguramente encontrarás dificultades de comunicación. Además de libros, música y variedad de asientos que celebren nuestra individualidad y nos lleven a compartir experiencias, toma en cuenta los siguientes consejos:

SÍ: Lo recomendable es que los sillones formen un ángulo de 90° ya que favorece la comunicación (es mejor que sentarse uno al lado de otro o de frente).

NO: La peor forma de sentarse es en línea y enfrentar el televisor.

SÍ: Evita que tu centro de mesa esté vacío, lo ideal es que lo fortalezcas con un arreglo de velas aromatizadas con las esencias adecuadas como naranja, bergamota y jazmín.

3.- COMEDOR: Este espacio debe ser un lugar dedicado a la alimentación y fortalecimiento de los lazos efectivos, evita que se convierta en un depósito de objetos.

SÍ: Es conveniente disponer de una luz directamente encima de la mesa, ésta atrae y genera un centro de atención que favorece la comunicación.

NO: Evita que la iluminación sobre la mesa sea demasiado intensa.

SÍ: La cabecera de la mesa simboliza área de poder y ésta debe estar alejada de la puerta.

NO: Evita las ventanas en el comedor, si esto no es posible, coloca cortinas. Tampoco son buena opción los pisos muy fríos como, mosaicos.

SÍ: La forma de la mesa se puede interpretar de acuerdo con los cinco elementos:

  • Cuadrada: Corresponde al elemento Tierra; aporta estabilidad y un estilo de vida conservador.
  • Rectangular: Corresponde al elemento Madera; establece jerarquías, ya que habrá dos cabeceras, el comensal que se sienta más lejos de la puerta ocupa la posición de más poder y suele ser el miembro más influyente de la familia.
  • Redonda: Corresponde al elemento Metal; simboliza igualdad y la fraternidad.

4.- COCINA. En todas las épocas la cocina se ha basado en el uso de los dos elementos catalizadores: Agua y Fuego, que son los que transformarán a las materias primas en alimentos elaborados.

NO: Por lo tanto, como en la cocina siempre están presentes el Agua y el Fuego, evita el exceso de estos elementos: color rojo y azul, este último además disminuye el apetito.

SÍ: Los colores apropiados para las paredes son el amarillo y los colores naturales (elemento Tierra) o alternativamente los tonos de verde (elemento Madera).

NO: La persona que cocina no debe quedar de espaldas a la puerta.

SÍ: La posición de la cocina debe estar cerca de la puerta de entrada, aunque no debe verse desde la entrada principal.

NO: Evita las ventanas justo arriba de la cocina.

SÍ: Aunque la cocina y el comedor diario se encuentren en un mismo espacio, es preciso buscar los medios para separarlos, al menos virtualmente. Por ejemplo, se puede lograr que a la hora de cenar la mesa quede iluminada y el resto de la cocina en penumbra.

5.- BAÑO. Este espacio es un lugar de purificación y también de placer, donde a través de los cuidados que prodigamos a nuestro cuerpo expresamos nuestra autoestima.

SÍ: La sensación del baño debe ser de intimidad y seguridad. Debe ser simple y no demasiado grande. La bañera no debe estar cerca de una ventana grande, aunque sí es favorable una ventana al exterior.

NO: La puerta del baño no debe estar cerca de la cocina, ni ser visible desde el comedor o la sala.

SÍ: Usa fragancias naturales en lugar de perfumes artificiales de aerosol.

NO: Evita utilizarlo de tendedero de ropa y que los frascos de medicamentos queden a la vista.

SÍ: Puertas y ventanas deben cerrar perfectamente. Todos los grifos deben encontrarse en buen estado. También es ideal que el área de toilet esté separada de la bañera, al menos por una cortina.

SÍ: La luz natural y la presencia de plantas contribuyen al equilibrio de los elementos.

Feng Shui significa ‘viento y agua’, estudia el flujo de energía o Chi y está basada en la teoría de los cinco elementos: Madera, Fuego, Tierra, Metal y Agua. En esta practica encontrarás la armonía en todos tus ambientes, desde tu casa hasta tu oficina.

Foto: Cortesía

TE INTERESA:

5 tips para darle a tu hogar un toque vintage.

4 consejos para mantener limpia tu estufa.

Jaz Mendoza Jaz Mendoza (339 Posts)

Mamá de Vale. Editora en temas de bienestar y crianza. Pro acciones por la niñez. Gusto por los libros, el cine, el café y la música. Colaboro en Kena revista.


Share
Jaz Mendoza

Mamá de Vale. Editora en temas de bienestar y crianza. Pro acciones por la niñez. Gusto por los libros, el cine, el café y la música. Colaboro en Kena revista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *