Connect with us

¿Cómo saber si tu negocio está listo para pedir un crédito?

Comunicados de Prensa

¿Cómo saber si tu negocio está listo para pedir un crédito?

Según el INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) de México, en 2018 se han creado 4.1 millones de empresas de las que aproximadamente 15 mil son PYMES.

Las mismas representan un 42% del PIB del país y generan un 72% de los empleos de México, dejando en evidencia la importancia de estas organizaciones para la economía nacional.

El año 2020 fue complicado para todas las economías del mundo y México no fue la excepción, sin embargo, en el entorno de la crisis sanitaria por el covid-19, grandes empresas y el Estado decidieron apoyarse mutuamente para salvaguardar las estructuras financieras que sostienen al país. El gobierno federal brindó un “crédito solidario a la palabra” por 25.000 pesos mexicanos a trabajadores independientes, mientras que el banco BBVA México, formalizó créditos por más de $51 millones de dólares para empresas vinculadas a indicadores de sustentabilidad. Públicos y privados unidos en la reactivación económica con un mismo instrumento financiero: los créditos.

¿Para qué quieren los emprendedores un crédito? Los créditos para PYMES están diseñados para solventar los gastos que estos puedan tener de acuerdo con las necesidades que surjan. Estos son principalmente de dos naturalezas: crédito a largo plazo (por más de 6 meses) o crédito a corto plazo. Esto representa una gran disyuntiva para los emprendedores, ya que no siempre conocen la diferencia, cuál de estas opciones les convendría más y sí están listos o no para solicitarlo.

Dicho esto, se hace pertinente brindar algunos consejos para saber si una empresa está lista para solicitar un financiamiento, desde la opinión de Expediente Azul, plataforma tecnológica especializada en digitalizar el proceso de integración de expedientes para empresas que otorgan financiamiento:

  • Capacidad de pago: Para que una financiera preste el dinero, deben darse una serie de condiciones entre las cuales, la capacidad de pago es fundamental. Para esto, se solicita comprobar ingresos, buscando determinar la probabilidad o riesgo de impago.
  • Puntaje en el Buró de Crédito: El Buró de Crédito es una institución que almacena la información crediticia de todos los usuarios de la banca. Ahí se guarda un registro del historial crediticio, con lo que se conforma una calificación, posteriormente usada como referencia para saber el tipo de cliente que eres. Si pagas a tiempo y eres un buen cliente, las empresas que otorgan créditos seguramente te prestarán dinero.
  • De acuerdo con datos de Expediente Azullas entidades financieras solicitan aproximadamente 14 requisitos para brindar un crédito individual y 40 si es empresarial. El proceso puede llegar a ser engorroso, largo y extenuante. Aunque gracias a plataformas tecnológicas que están dinamizando la gestión de otorgamiento de créditos, el tiempo que dura la recolección de requisitos puede ser 200% más rápido.
  • Mínimo de 6 meses de facturación: Expediente Azul explica que la principal razón por la que se rechazan créditos a PYMES está en los ingresos bajos o no comprobables. Para ello las entidades financieras solicitarán estados financieros, rendimientos y facturación con cifras puntuales que varían de entidad en entidad, para asegurarse así que pueden conceder el

crédito con todas las garantías. Es en este punto en donde el 40% de los negocios no logran su cometido y el proceso en sí mismo es un embudo para las instituciones financieras, pues pierden un 60% de las operaciones por problemas de comunicación e integración de requisitos, sin contar con un 20% de percepción de descontento por parte de los clientes potenciales. 

  • Punto de equilibrio: Lograr el punto de equilibrio dependerá de un buen manejo financiero de la empresa, este es el esqueleto de la organización y donde se puede apreciar la proyección de ventas, el manejo de deudas y flujos de caja, con lo cual, si presenta altos niveles de endeudamiento previo o su punto de retorno a la inversión está a plazos desmesurados por fuera de la realidad del sector, lo más probable es que la entidad financiera rechace el crédito.

En cualquier caso, estos son los puntos más álgidos por los que debe pasar un emprendedor si quiere solicitar un financiamiento o crédito, sin embargo, empresas como Expediente Azul son una solución que contribuyen a las instituciones financieras para agilizar el proceso de otorgación de crédito, automatizando la conexión con Buró de crédito y legal, las firmas digital y electrónicas, así como la validación de identidad y análisis de riesgos; logrando reducir en un 30% los errores en los documentos enviados por parte del cliente, y evitando así los reprocesos y costos extras a quien está otorgando el crédito.

Hoy la clave está en avanzar con el uso, la apropiación y adaptación a las nuevas tecnologías que buscan como objetivo principal reducir la burocracia de un proceso tan importante para los emprendedores como lo son los créditos. Cada vez es más fácil, más práctico y seguro, si las empresas que otorgan financiamiento tienen al aliado tecnológico indicado.

More in Comunicados de Prensa

To Top
A %d blogueros les gusta esto: